espacio comercial en manresa

que fresco!

espacio comercial a manresa
Para la conceptualización del espacio para esta pescadería se ha buscado un envoltorio monocromático y limpio donde el producto será el protagonista, huyendo de los elementos y colores más usados para este tipo de comercios. Diferentes texturas dotan el monocromatismo de riqueza: paredes con baldosa de pequeño formato en vertical, pavimento continuo que evita juntas, chapa metálica con un patrón de líneas verticales, mobiliario lacado… El local está dotado de una gran fachada transparente, que para aquel que mira desde el exterior, el interior se convierte en una gran pecera, donde comerciantes y compradores navegan. La formalización del diseño ofrece tres zonas destacadas; barra (degustación del producto), vitrina (selección gourmet) y pescado (exposición del producto fresco).
*este proyecto fue diseñado en colaboración con MINÚSCULA Arquitectura Interior
que fresco! que fresco! que fresco! que fresco! que fresco!